LO ÚLTIMO QUE ESCRIBIÓ SERGIO YOUNES PARA NUEVA IMAGEN

Posted in REGIONAL

Por Sergio Younes Rincón.*-

Es cierto: las grandes causas se imponen cuando hay mística y no se entregan las banderas, ni aún en las más adversas circunstancias. Puse fin anticipado a mi periodo constitucional como Diputado convencido que sólo quien contribuye al futuro tiene derecho a juzgar el pasado. Sin embargo, haber iniciado esta campaña a la Cámara de Representantes, no ha sido un propósito sencillo. 

Heridas cada vez más hondas y la angustia que se sedimenta en la gente le habían ocultado a la conciencia de los huilenses que hay razones para creer que es posible desde la política una alternativa que nos permita construir juntos la región de todos.

Desconfianza

En la base social los procesos de alteración han sido enormes. Las calamidades de todos –gente, familia, comunidades, empresas, instituciones- son descomunales y han generado permanentemente fuertes reacciones. La gente desconfia cada vez más de la política y de quienes la ejercen.

Potencialidades

En mis recorridos he encontrado una región rica y llena de potencialidades con pobladores que lamentablemente lejos de superar la dramática pobreza no logran aún disfrutar de una calidad de vida notable.

Las condiciones sanitarias de las zonas rurales y de los poblados medianos o pequeños no dejan de ser precarias. Y las oportunidades de mejorar en esos ambientes las condiciones en que viven, no son muchas.

Escasos avances

El reclamo de la gente ha sido generalizado: la política ha ido y ha vuelto en cada proceso electoral, sin embargo la existencia de todos viene discurriendo así desde hace muchos años, con inmensas desmejoras y escasos avances. El progreso y el bienestar jamás llegaron y la prosperidad sigue siendo un sueño aún no alcanzado.

Y si desde esa cotidianidad congelada en el tiempo miramos los adelantos del mundo moderno y las oportunidades que se le ofrecen a los habitantes de otras regiones de Colombia, se concluye que los huilenses no hemos sido afortunados.

Hambre y sed

Me encontré con un Huila con hambre y con sed de justicia. Una región de gente agraviada por las distorsiones que han impuesto a la Ley no pocos de quienes deberían servirla. De mujeres y hombres afligidos por abusos de algunas autoridades o por la arrogancia de algunas oficinas gubernamentales.

Gran parte de las personas que he abordado encuentran solitaria a la política. La perciben como algo que pertenece casi exclusivamente a los que simplemente se tiran al ruedo a conseguir una curul o un puesto en la burocracia estatal nada más y conciben la competencia política como un torneo de egos y ambiciones individuales, siempre mezquinas e insignificantes delante de lo que significa el pasado, el presente y el futuro de la región. Pues a medida que ha decaído la calidad de la política los problemas han crecido, se han complicado y han revolcado con más fuerza a la población.

Hay Esperanza

Sin embargo, así como encontré a nuestros ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, reclamando mejores servicios y gobiernos que les cumplan, tuve la fortuna de encontrar también a centenares de personas que aún no tienen fincado en el futuro la pobreza a la que algunos quieren condenarlos.

A campesinos, empresarios, jóvenes, mujeres y ancianos que tienen esperanza y están dispuestos a sumar su esfuerzo para alcanzar el progreso, confiados y convencidos de que ésta es la hora de las respuestas, que es la hora de exigir soluciones.

Progreso colectivo

A personas que saben y sienten que el Huila nos pertenece a todos y que necesita un cambio a fondo para recobrar su perfil de región soberana, para recuperar los medios de riqueza y convertirlos en instrumento de progreso colectivo.

A hijos de esta hermosa patria que anhelan un cambio profundo, para liberar al ciudadano de la miseria, de la ignorancia y de la explotación. Para poner la enseñanza, la técnica y la ciencia al alcance de nuestro pueblo: para que el trabajador tenga trabajo permanente y sus hijos amparo y protección.

Derechos democráticos

Nuestro departamento necesita que los derechos democráticos de nuestros ciudadanos no sean letra muerta en el texto de las leyes; que la libertad exista y la justicia impere; que el derecho a la educación, al trabajo, a la salud y al bienestar sean verdaderos derechos para las mayorías populares y no privilegios de escasas minorías.

A comunidades enteras que saben que es momento de seguir avanzando y de hacerlo con responsabilidad, consolidando lo alcanzado y manteniendo lo propio: nuestros valores y nuestra cultura.

Demagogia

A mujeres y hombres que no quieren aventuras políticas, ni saltos al vacío, ni retrocesos a esquemas que ya estuvieron en el poder y probaron ser ineficaces, nocivos e impropios. A gente que quiere democracia pero rechaza su perversión: la demagogia.

A un Huila que adquirió conciencia y que sabe de la responsabilidad de su elección, que entiende que es la hora del gran combate a la desigualdad, de la superación de la pobreza extrema, de la garantía real para todos en educación, salud, vivienda digna. Que es la hora de reclamar la reforma social, de enfrentar con decisión y con firmeza la pobreza, y mejorar los niveles de vida en el campo.

¿Quién es Sergio Younes?

“Soy un huilense de raíces populares; que ha recorrido en muchas ocasiones nuestro departamento, que no cesa de maravillarse ante la gran variedad y riqueza humana de nuestra patria y que no cesa tampoco de advertir carencias y dolores”.

“Me apasiona convivir, compartir, escuchar y comprender al pueblo al que pertenezco. Aprendo diariamente de sus actitudes francas y sencillas. Provengo de una familia fincada en la cultura del esfuerzo y no del privilegio”.

¿Qué le propone a los huilenses?

“Tomé la decisión de participar en este escenario convencido que es hora de cambiar y de hacerlo a gran escala. De proponer como única continuidad el cambio permanente que conserve lo valioso. Es la hora del Huila. De ser fuertes haciendo fuerte al departamento. De reafirmar valores que nos unen y de conseguir objetivos comunes”.

“Quienes vivimos en esta región sabemos que tenemos en nuestras manos un don de la naturaleza, de la historia y de la cultura, una riqueza singular. En este espacio de múltiples ecosistemas, con sus dificultades y desarrollos agropecuarios, agroindustriales, industriales, comerciales, turísticos, financieros. Con todo eso y mucho más, somos un sólo universo, una sola realidad.

Este conjunto tiene por la época por la que atravesamos retos de inusitada trascendencia. En estos tiempos, decimos, el compromiso de nuestra región, aún no desarrollada pero potente en realidades y posibilidades, es inmenso. Porque los hombres, las sociedades, las naciones esperan de los que pueden dar. Y nosotros podemos”.

¿Usted cree que podemos superar los problemas que enfrentamos?

“Sí, por eso participo en el propósito de ofrecerle un nuevo camino al departamento y responderle a todos con mi compromiso”.

“Estamos obligados entonces a sentarnos a la mesa a definir los caminos de nuestro futuro común y sobre la misión que compartimos por razones que superan nuestras propias veleidades. Y a organizar la sociedad que queremos, como la queremos, con planes de acción que dimensionen realidades y posibilidades sin discriminaciones ni mezquindades, con la grandeza que va más allá de minucias que empequeñecen y empobrecen. Armemos un equipo de región, una conciencia de región”.

¿Algún mensaje final?

“Muy niño oí de mi abuelo, el primero de mis grandes maestros, que el 7 de agosto de 1938, un gran hombre, el presidente Eduardo Santos, terminó su discurso de posesión con la siguiente declaración: ´Cualquier sacrificio que me espera en la vía que hoy empiezo a recorrer, lo recibiré con alegría, si puedo en cambio llevar a los hogares colombianos un poco más de bienestar, un poco más de justicia y el don divino de la paz´. Casi setenta y cinco años después, asumo con gusto ese destino para mí. Hoy tengo la seguridad de que Dios nos pide que dejemos huella en un destino incierto”.

*Abogado de la Universidad Externado de Colombia, con postgrados en   Derecho Público, Ciencia y Sociología Política y en Derecho Constitucional y Parlamentario. 

 

 

 

Download from BIGTheme.net free full premium templates

WEB AMIGAS

WEB AMIGAS